Make your own free website on Tripod.com
Preguntas más Frecuentes
Neurofibromatosis Mexico

Home | Preguntas más Frecuentes | ¿Qué es la Neurofibromatosis? | La neurofibromatosis puede acompañarse de ... | Página de miembros | Título de la nueva página | Para ser miembro ( en construccion ) | Tablon de Mensajes | Vínculos | Contáctenos

Preguntas mas frecuentes sobre NF


Neurofibromatosis

Las neurofibromatosis (NF) son trastornos genéticos del sistema nervioso que causan el crecimiento de tumores no cancerosos a lo largo de los nervios. Las NF también pueden provocar anomalías en la piel y los huesos.
Existen dos formas principales de NF: la NF1 (antes conocida como neurofibromatosis periférica o enfermedad de von Recklinghausen) y la NF2 (antes conocida como neurofibromatosis acústica bilateral, neurofibromatosis central o schwannoma vestibular). La gravedad de los síntomas de ambos tipos de NF puede variar enormemente.
En un tiempo se creía que las NF eran la causa de las deformaciones humanas descritas en el libro, la obra de teatro y la película titulados El hombre elefante. Ahora, sin embargo, existe evidencia de que ese personaje tenía otro trastorno llamado síndrome de Proteo. Los pacientes que padecen NF no deben preocuparse por llegar a tener deformidades como las del hombre elefante.

¿Con qué frecuencia se producen las NF?

La NF1 es uno de los trastornos genéticos más comunes que existen, ya que afecta a uno de cada 4.000 bebés nacidos en los EE.UU. La NF2 es menos común y afecta a uno de cada 40.000 bebés. Ambas manifestaciones de NF ocurren en todos los grupos étnicos y raciales del mundo y afectan a ambos sexos por igual.

¿Cuáles son las causas de las NF?

La NF1 y la NF2 son provocadas por dos genes anormales distintos. El gen de la NF1 se encuentra en el cromosoma 17 y el gen de la NF2 en el cromosoma 22. Estos genes anormales pueden ser heredados (cuando uno de los padres padece el trastorno) o bien pueden deberse a una nueva mutación (o cambio) en el gen normal. Por lo tanto, la NF1 o la NF2 pueden ocurrir en personas que no tienen antecedentes familiares de esta condición. Alrededor del 50 por ciento de los casos de NF1 y de NF2 se debe a nuevas mutaciones genéticas. La gravedad de la enfermedad varía enormemente, incluso entre los diferentes miembros afectados de una misma familia. Por esta razón, en algunos casos es difícil determinar los antecedentes familiares.
Por lo general, el autosoma susceptible de ser heredado es dominante. Esto significa que un niño cuyo padre o cuya madre padece NF tiene una probabilidad de entre el 50 y el 60 por ciento de heredar el gen de NF y presentar algunos signos de neurofibromatosis tarde o temprano.
En raras ocasiones se producen casos de NF que no presentan las características propias de la NF1 o la NF2. Se sabe muy poco acerca de estas condiciones.
¿Cuáles son los síntomas de la NF1?
Según los Institutos Nacionales de Salud, la NF1 presenta siete síntomas típicos. Se diagnostica NF1 en aquellas personas que presentan dos o más de los siguientes síntomas:
Seis o más manchas de color marrón claro en la piel, conocidas como manchas café con leche. Por lo general, estas manchas se encuentran presentes al nacer o aparecen antes de los 2 años de edad. Estas manchas pueden aumentar de tamaño y cantidad y oscurecerse a medida que pasan los años.
Pecas o lunares que aparecen en las axilas o en la zona de la ingle, por lo general antes de los 7 años.
Dos o más tumores (bultos) benignos (no cancerosos) llamados neurofibromas debajo de la piel o a mayor profundidad. Los neurofibromas, que crecen sobre los nervios, se componen de células que rodean a los nervios y a otros tipos de células. Estos tumores por lo general se desarrollan entre los 10 y los 15 años de edad, aunque pueden hacerlo a cualquier edad. Las personas afectadas pueden tener distintas cantidades de neurofibromas, desde unos cuantos hasta cientos de ellos. Los tumores, cuyo tamaño varía, pueden causar dolor o no causarlo.También es posible tener un solo neurofibroma sin padecer NF.
Un tumor en el nervio óptico, llamado glioma óptico, que a veces puede causar dificultades de la vista. La mayoría de estos tumores, que por lo general se diagnostican antes de los 10 años, no causan síntomas y no requieren tratamiento.
Dos o más diminutos nódulos de Lisch de color marrón claro u oscuro, que son pequeñas acumulaciones de pigmento que aparecen en el iris (la parte del ojo que tiene color). Por lo general, aparecen entre los 6 y los 10 años de edad y no causan problemas de la vista.
Una variedad de defectos en los huesos, como curvatura de las piernas por debajo de la rodilla, por lo general presentes al nacer o que se desarrollan durante el primer año de vida.
Antecedentes familiares de NF1 en un padre, hermano o hijo.

¿Cómo se diagnostica la NF1?

Por lo general, la NF1 se diagnostica mediante un examen físico realizado por un médico que conoce el trastorno. En algunos casos, el médico utiliza una lámpara especial para examinar la piel y poder ver las manchas café con leche que menos se notan. En ocasiones, también se recomiendan pruebas adicionales, como radiografías y otras pruebas de imágenes (tomografías computarizadas y resonancias magnéticas), además de análisis de sangre para detectar defectos en el gen NF1 y facilitar el diagnóstico.
Algunos niños de menos de 8 años pueden presentar manchas café con leche sin tener ningún otro síntoma de NF1. Se recomienda realizar un seguimiento estricto de estos niños para detectar la aparición de cualquier otro síntoma del trastorno.

¿Cómo afecta la NF1 a una persona?

En la mayoría de los casos de NF1 los síntomas son leves, y las personas afectadas pueden llevar una vida normal. Algunas características de la NF1 no representan ningún riesgo para la salud, incluidas las manchas café con leche, las pecas y los nódulos de Lisch. Algunas personas tienen muchos neurofibromas en la cara y en el cuerpo. Si bien los neurofibromas de la piel son principalmente un problema cosmético, pueden provocar gran sufrimiento psicológico.
Los neurofibromas también pueden crecer dentro del cuerpo y afectar a diferentes sistemas del organismo. Estos neurofibromas profundos (conocidos como neurofibromas plexiformes) afectan a aproximadamente el 15 por ciento de las personas con NF1. Pueden manifestarse varios síntomas, los cuales pueden ser graves según el sistema afectado del organismo. Su cantidad puede incrementarse durante la pubertad y el embarazo, aparentemente debido a cambios hormonales.
Entre el 30 y el 60 por ciento de los niños con NF1 tiene problemas de aprendizaje, del habla y/o convulsiones, y pueden ser hiperactivos. Algunos niños y adultos afectados tienen la cabeza grande, aunque por lo general esto no es una indicación de un problema médico grave. La escoliosis (la curvatura cada vez más pronunciada de la columna vertebral) es común entre las personas que padecen NF, y puede comenzar a producirse a una edad temprana. Las personas con NF1 pueden tener baja estatura y sufrir de hipertensión. En aproximadamente el 1 por ciento de las personas afectadas, los fibromas se vuelven malignos y los pacientes necesitan tratamiento contra el cáncer (cirugía, quimioterapia, y/o radioterapia). Los tumores oculares pueden causar que los ojos sobresalgan o dificultades de la vista. Las personas con NF1 parecen tener un riesgo mayor de padecer ciertos cánceres y leucemia, pero estas condiciones no se presentan con frecuencia.

¿Cómo se trata la NF1?

No hay cura para la NF1, pero hay maneras de tratar algunos de sus efectos. Se pueden extirpar los tumores de la piel que causan dolor o desfiguración mediante cirugía. Sin embargo, con frecuencia vuelven a crecer. Los gliomas ópticos (tumores en el ojo) que afectan a la vista pueden tratarse con cirugía y/o radioterapia. La escoliosis puede tratarse mediante cirugía, aparatos ortopédicos, o ambos.
En los EE.UU. hay una serie de clínicas multidisciplinarias de NF dedicadas a los asuntos médicos específicos y a los aspectos rutinarios de la atención de salud relacionados con las NF que surgen entre las personas y familias afectadas por la NF1 y la NF2.

¿Cuáles son los síntomas de la NF2?

En la mayoría de las personas afectadas, la NF2 se caracteriza por la formación de tumores en el nervio que conecta el oído con el cerebro (el octavo nervio craneal), uno de los 12 pares de nervios que entran y salen del cerebro. Estos tumores (denominados schwannomas ya que se originan en las células de Schwann, que sirven de apoyo y protegen a las células nerviosas) a menudo generan presión sobre los nervios acústicos (de la audición) y producen la pérdida de la audición. Muchas personas con NF2 también desarrollan tumores en nervios de todo el cuerpo, incluidos tumores en el cerebro o en la médula espinal. También pueden desarrollar un tipo especial de catarata (opacamiento del cristalino del ojo) en una etapa temprana de la vida. Las personas con NF2 tienen pocas o ninguna mancha café con leche ni neurofibromas, aunque pueden tener algunos tumores en la piel (schwannomas).

¿Cómo se diagnostica la NF2?

Al igual que la NF1, la NF2 por lo general se diagnostica mediante un examen realizado por un médico que conoce el trastorno. Puede recomendarse una serie de pruebas de imágenes, incluida la resonancia magnética, para observar el cerebro y la médula espinal. La resonancia magnética puede detectar tumores muy pequeños y permitir su diagnóstico temprano. Los análisis genéticos de sangre pueden detectar mutaciones nocivas en el gen NF2. Si se diagnostica la NF2, se recomiendan pruebas de audición (audiometrías y prueba de respuesta evocada auditiva del tronco cerebral) para determinar si el octavo nervio craneal funciona bien.

¿Cómo afecta la NF2 a una persona?

Por lo general, los síntomas de la NF2 aparecen por primera vez en la adolescencia o entre los 20 y los 25 años e incluyen la pérdida de la audición, la presencia de un zumbido en los oídos, mareos, entumecimiento del rostro, problemas de equilibrio y dolores de cabeza.
Ocasionalmente, los tumores de la médula espinal pueden provocar entumecimiento o debilidad en diferentes partes del cuerpo, como las piernas. Algunas personas también pueden sufrir debilidad en un brazo o pierna si los tumores se forman en los nervios de las axilas o de la zona de la ingle. Las cataratas pueden provocar pérdida de la vista.

¿Cómo se trata la NF2?

No existe ninguna cura para la NF2, pero la cirugía y la radioterapia pueden ayudar a controlar los síntomas. Las resonancias magnéticas pueden detectar tumores muy pequeños, lo que a veces permite el tratamiento temprano. No obstante, la cirugía de los nervios acústicos puede producir a veces una mayor pérdida de la audición, por lo cual deben considerarse los riesgos y beneficios de la cirugía cuidadosamente en cada caso en particular. En algunos casos la extirpación de parte de un tumor seguida de radioterapia o la radioterapia sola pueden ayudar a aliviar los síntomas.

¿Existen pruebas genéticas para ayudar a diagnosticar la NF1 y la NF2?

Sí. Existen pruebas genéticas y con frecuencia pueden utilizarse para confirmar el diagnóstico de NF1 y NF2. Las pruebas genéticas también pueden realizarse antes del nacimiento y posteriormente para identificar individuos que tienen antecedentes familiares de estos trastornos pero que aún no presentan síntomas. No obstante, aún no existe manera de predecir a través de pruebas genéticas la gravedad que puede alcanzar cualquiera de los dos tipos de NF.
Existen dos tipos básicos de pruebas genéticas. La primera, llamada análisis directo de mutación de los genes, procura identificar la mutación genética que causa las NF. Esta prueba es útil en aproximadamente el 70 por ciento de las personas en las que se sospecha NF. Si esta prueba no proporciona la información deseada, puede indicarse la segunda prueba, llamada análisis de ligamiento. Se utiliza en familias que tienen más de dos miembros afectados. Requiere la realización de análisis de sangre de varios miembros de la familia, y sirve para rastrear durante dos o más generaciones el cromosoma que alberga al gen causante de la enfermedad. Por lo general, el análisis de ligamiento determina la presencia de una mutación del gen de NF con una precisión superior al 90 por ciento en un individuo determinado.
Quienes tengan interés en someterse a pruebas de NF1 y de NF2 pueden comunicarse con las organizaciones de apoyo para las NF mencionadas más abajo para obtener más información.
Un consejero especialista en genética puede ayudar a las personas con NF que están considerando tener hijos. Estos consejeros pueden explicarles los riesgos que representa para sus hijos y en qué consisten las pruebas prenatales. Numerosos centros médicos de los EE.UU. cuentan con este tipo de especialistas.

¿Realiza March of Dimes investigaciones sobre las NF?

March of Dimes ha apoyado económicamente varios estudios sobre las NF, incluso estudios de investigación básicos con el propósito de esclarecer las causas de estas y otras enfermedades del sistema nervioso. Por ejemplo, en este momento hay investigadores que estudian los sucesos controlados por factores genéticos en el embrión que son fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso del organismo, y los factores que regulan el crecimiento de los nervios.


Jazmin Rubi Zavala Lozano